Reseña: 30 Days of Night (2007)

No hay escape. No existe esperanza. Sólo hambre y dolor.

      30 Days of Night es una película que pide a gritos un mejor guión. Lo trágico es que su premisa es brillante, pero el talento detrás del libreto no supo que hacer con una idea tan espectacular. Las labores de escritor caen en las manos de Steve Niles, Stuart Beattie y Brian Nelson, cuya tarea era adaptar a la pantalla grande el cómic ideado por el mismo Steve Niles y Ben Templesmith. Es obvio que este equipo creativo no pudo canalizar un producto efectivo, y el filme sufre bastante como consecuencia. Es una lástima porque esta entrega del director David Slade cuenta con una tremenda dirección y cinematografía, gracias también al …