Reseña: 2001: A Space Odyssey (1968)

HAL 9000: Lo siento, Dave. Me temo que no puedo hacer eso.

     ¿Qué puedo decir de este filme que no se haya dicho antes? 2001: A Space Odyssey es la mejor película de ciencia ficción de todos los tiempos. Posiblemente el trabajo más reconocido del famosísimo director de cien Stanley Kubrick, esta producción marcó un hito en la historia de la ciencia ficción en el cine, y ha servido como ejemplo por décadas de cómo debe ser una película de ciencia ficción. Gracias a un libreto del aclamado escritor britanico de ciencia ficción Arthur C. Clarke y asistido por el mismo Kubrick, no hay otra manera de describir esta cinta que como una obra maestra del más alto calibre.

     Lo más impresionante de 2001: A Space Odyssey es el hecho de que no es solo una buena película de ciencia ficicón, sino que también es una película realista, cosa que aún en las grandes producciones hollywoodenses del momento no se había logrado con precisión. Tanto para Kubrick como para Clarke, era imperativo que el guión se ajustara a la realidad científica del espacio, y que esto en lugar de desaventajar al filme, tuviese el efecto contrario y lo robusteciera; y efectivamente, la experiencia que otorga el resultado es una perfecta captura del vacío del espacio, el peligroso e intimidante horizonte más allá de la Tierra.

     Basada en el cuento corto de Arthur C. Clarke titulado El Centinela, la trama de este filme es atrapante, aunque no depende completamente del diálogo; Kubrick no teme narrar con una plétora de imágenes, que tienen tanto protagonismo como los actores mismos. De hecho, narrativamente hablando, considero que la película es una serie de historias cortas entrelazadas a una trama principal que se va construyendo poco a poco según estás historias se van desarrollando. Con respecto al elenco, Keir Dullea interpreta el papel del doctor Dave Bowman, quien sirve hasta cierto punto como el protagonista. Su actuación es icónica, y logra capturar mucho del peso narrativo del filme sólo con sus diferentes expresiones. Douglas Rain presta su voz para HAL 9000, la aterradora inteligencia artificial defectuosa que empieza a aprender más y más a comportarse como los humanos. Es gracias a su fría, calculadora y siniestra voz que HAL 9000 funciona con tanta efectividad; sin lugar a dudas Rain interpreta a HAL como la más estoica de las máquinas, y demuestra su habilidad al poco a poco darle esos pequeños toques humanos en sus patrones de conversación, que incrementan con el tiempo.

    Creo que no es necesario que destaque la legendaria dirección de Kubrick, cosa que ya queda dicho sólo con su nombre. Sin embargo, cabe mencionar la increíble fotografía y cinematografía de la película, a cargo de Geoffrey Unsworth. Como es común de los trabajos de Kubrick, cada cuadro del filme puede colgarse en la pared, y mucho se debe al sorprendente trabajo de Unsworth. Por otro lado, los efectos especiales también son gran parte de lo que separa esta entrega de otras de su tiempo. Me gustaría mencionarlos a todos, pero más de una docena de personas trabajaron en ellos, y el resultado es asombroso. Aún al día de hoy muchos de los efectos se ven bastante convincentes.

     Temáticamente hablando, 2001 es un tour de force. Por supuesto, puedo dedicar un ensayo de hasta un centenar de páginas si me propongo a analizar todo lo que propone la trama de este filme. Pero para la con veniencia del lector, me limitaré solo a decir que este trabajo es altamente simbólico, lleno de metáforas y alegorías, lidiando principalmente con la evolución de la humanidad y cómo se verá esta afectada por el transcurso del tiempo, particularmente con nuestros avances tecnológicos y la creciente exploración espacial. A través de todo el filme se nos presenta una excelente idea de ciencia ficción que tiene como base no sólo el desarrollo de nosotros como especie, sino las posibilidades de dicho desarrollo, y si acaso podemos lograr un nivel de conciencia superior a cualquier otro que hemos conocido hasta el momento.

     Si tuviese que recomendar una, y sólo una película de ciencia ficción, la más importante e innovadora que pueda proponer, la que más encasille todo lo que una película de ciencia ficción debe ser, mi respuesta sería 2001: A Space Odyssey. Pero en mi opinión su legado va más allá de la ciencia ficción: se encuentra entre los filmes más importantes que ha producido la humanidad, eliminando cualquier duda de que la ciencia ficción no se encuentre entro las obras de arte más importantes de nuestra especie.

Puntuación: 5/5

star_1_48star_1_48star_1_48star_1_48star_1_48

Peter Domínguez es un escritor de ciencia ficción y fantasía oscura radicado en la República Dominicana. Publica regularmente en la revista bimensual miNatura, y ha sido colaborador por varios años en el Blogzine Zothique The Last Continent. Actualmente estudia Licenciatura en Letras en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).