Horror Universal #3: The Cat and the Canary (1927)

Harry Blythe: ¿No has encontrado a nadie para poner en tu camisa de fuerza todavía?
El guardia: No, pero lo haré antes de partir.

     En muchos sentidos, The Cat and the Canary es una película pionera tanto en el género de horror, como en el de horror-comedia; no pude dejar de sentir, sin embargo, que hay un tanto de potencial perdido en la incesante necesidad por lo absurdo que demuestra el guion, particularmente durante el tercer acto. Dirigida por Paul Leni, una de las figuras clave del expresionismo alemán, y adaptada por Walter Anthony, quien también prestó sus servicios al excelente guion de The Phantom of the Opera, de una obra de comedia negra del dramaturgo John Willard. El libreto de Anthony es bastante bueno en su mayoría, produciendo una historia entretenida y llena de suspenso, pero al final amonta a un desenlace que deja mucho que desear.

     No puedo negar que el filme es un logro técnico. Empieza con una excelente toma de la mansión embrujada, y en la tradición expresionista de la escuela a la que pertenece su director, traza un simbolismo entre la locura y depresión de Cyrus West, el excéntrico millonario que dejaría su fortuna a uno de sus familiares, al mostrar una composición de imagen en que la forma de la casa se asemeja a las botellas de alcohol que ha consumido. Paul Leni y Gilbert Warrenton hacen un trabajo fantástico brindándonos una cinematografía de primera calidad, con muchas tomas de vista de pájaro que capturan desde diferentes ángulos la imponente escenografía macabra de esta vieja casa. Su aspecto gótico servirá de estandar para muchos filmes venideros, y ha sido citada como inspiración por grandes directores como el mismísimo Alfred Hitchcock, y William Castle. La banda sonora compuesta por Hugo Riesenfeld, que trabajó espectacularmente en la de The Hunchback of Notre Dame, es mucho más reservada y un tanto decepcionante como resultado.

     La película cuenta con un buen elenco con Laura La Plante al mando como la protagonista, actuando el papel de Annabelle West con carisma y una ternura innata que la hace una víctima perfecta de el resto de la familia West y su avaricia. Creighton Hale interpreta a Paul Jones como co-protagonista y el interés romántico de Annabelle; ambos comparten de mucha química durante sus escenas, y las interacciones que llevan a cabo resultan incluso encantadoras. Jones es un torpe de buen corazón, que protege a West con valentía en los momentos de necesidad. Ella, por otro lado, es dulce y empática hacia su naturaleza inocente y protectora. Otros personajes destacables son Flora Finch y Gertrude Astor, que interpretan a la tía y prima de Anna, respectivamente. Sus actuaciones son hilarantes en muchos casos, sirviendo de un inusual dúo que se ve atrapado en una situación terrorífica por culpa de su avaricia. Forrest Stanley es memorable como el villano, al menos ante de su decepcionante revelación en el tercer acto.

     Si el filme sufre de algun desperfecto, diría que se encuentra en la débil resolución del excelente conflicto que presenta. El misterio es manejado muy bien, despertando el interés de la audiencia con facilidad, pues se trata de una enramada de maquinaciones y tramas de un asesino secreto, que quiere quedarse con toda la herencia de Cyrus West, al intentar dejar loca a Annabelle para que tuviese que renunciar a la fortuna. Lo que propone el guión es bastante atrapante, y sabe balancear bien el humor negro con escenas donde vemos una mano siniestra acosar a la protagonista durante todo el transcurso de la trama, y llegando a asesinar para mantener su identidad oculta. Pero cuando por fin se revela el asesino en su disfraz, no pude evitar sentirme desencantado con el maquillaje; es poco convincente y para nada escalofriante. De hecho, lo llamaría ridículo y jocoso, pero no creo que haya sido intencional. Aparte de esto, el tercer acto también sufre de problemas de coherencia y cohesión en la estructura narrativa de la trama, que parece desbordarse de contenido y abandonar todo sentido a favor de intentar tener un final épico, que no creo que resulta a favor de la cinta. Esto no significa que quede completamente arruinada, pero estos fallos no garantizan que cumpla todo su potencial. A pesar de todo, es una entrada competente en el resumé de Universal Studios, y su legado como subsecuente inspiración al horror no puede quedar en cuestion, aún si la considero inferior a las producciones anteriores.

Puntuación: 3/5
star_1_48star_1_48star_1_48star_3_48star_3_48

Peter Domínguez es un escritor de ciencia ficción y fantasía oscura radicado en la República Dominicana. Publica regularmente en la revista bimensual miNatura, y ha sido colaborador por varios años en el Blogzine Zothique The Last Continent. Actualmente estudia Licenciatura en Letras en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).